La suerte está echada

Otra vez llegaron en ráfaga, y a uno le pesan en los oídos aquellas palabras: querer, poder, intentar, emigrar. En tiempos de catarsis y crisis existenciales colectivas de nada sirve la palmada en el hombro que te atreves a dar, el consejo que no logras balbucear. Llegaron las palabras de sabio, de optimista vencido cuando … Continúa leyendo La suerte está echada

Deudas

Hoy recordé que teníamos una deuda que nunca saldamos. Contratiempos, siempre tan “apropiados”, parecían perseguirnos. Creo que una deuda sin saldar es un pecado, no estoy segura, pero una de esa envergadura lo es. Condenaría también los contratiempos y a los amigos que llegaron en horas inapropiadas. Tiempo perdido, malgastado y justificado, tiempo no aprovechado. … Continúa leyendo Deudas