Enemigo público número uno

Sobre Donald Trump, ni una palabra más. Ya bastante me recondené con el circo que montó el pasado viernes, un espectáculo de pésimo gusto que solo sirvió para ponerle de nuevo el tete en la boca a Marco Rubio después de que Obama ignorara sus perretas olímpicamente. Marco Rubio, que se las da de experto […]

a través de Enemigo público número uno — Cuba profunda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s