Víctor Mesa, béisbol y periodismo

Víctor Mesa, director del equipo de Matanzas, durante el tercer juego contra Industriales  del play off de la final occidental, en el estadio Latinoamericano, en La habana, el 12 de mayo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ/sdl

Foto: Internet

“Si ya no va a dirigir más ningún equipo es porque se va del país”. Este saludo matutino resonaba de una acera a otra. Yo, que intentaba llegar temprano a la universidad, no podía traicionar a mi “curiosidad periodística” e inmediatamente aminoré un poco el paso.

“No te creas”, respondió otro señor, que por lo visto llevaba el mismo apuro que yo. En estos días dirigir equipos e irse del país vienen acompañados de béisbol, creo que la partida de los Gourriel ha traumatizado a la gente. Supuse que estaban hablando de Víctor Mesa, pero en ninguno de los medios de comunicación había visto la noticia.

No fue hasta el día siguiente que una nota de Michel Contreras en el sitio digital Cubadebate, me esclarecía que aquel señor en la calle estaba en lo cierto, Víctor Mesa terminaba este año con el equipo de los cocodrilos. Las causas, las explicarían en una entrevista prometida a los lectores.

Volvían a debatir -otra mañana de apuros, en el medio de la calle y de una acera a la otra-, el caso “Víctor”. Para uno de ellos “ya él estaba acomodado”, para otro “ya había hecho lo suficiente por el equipo” y para una señora que iba de paso “había que respetar su decisión, él era un muy buen pelotero y los matanceros le debían mucho”, pero la verdad del por qué aun no era clara.

Y como para no parar, Cubasí publica una declaración del Inder de Pinar del Río donde acusan a Víctor Mesa de haber agredido a un adolescente en la Occidental provincia de Cuba, y la entrevista prometida de Michel Contreras desmentía el hecho. Ambos trabajos habían sido publicados en diferentes fechas y la duda quedaba sembrada en los lectores. Yo, que no soy detractora ni fanática del pelotero, no sabía a quién creerle. Recordé enseguida aquella canción de Buena Fe donde “no hay verdades absolutas ni parásitos ingenuos”, y archiconocidos son los niveles de rechazo y fanatismo que posee esta figura del béisbol.

En la academia nos enseñan la verdad como valor noticia y como precepto que debemos defender, que las ideas deben ser claras y en ningún momento y bajo ningún concepto, debe el lector quedar confundido. No me queda de otra que bajar la cabeza ante las continuas alarmas que me lanzan mis amigos. ¿Cómo les explico este incidente? ¿Cómo no sentir vergüenza ajena ante esta situación? ¿Quién vendría a desmentir una de las dos historias? ¿Cómo ocultarles que este no es el periodismo que quiero, y menos para cuando haya terminado mi carrera?

Obviamente el caso demuestra la crisis por la que atraviesan el béisbol y el periodismo cubano actual. Luego, en un blog, aparecían otras interrogantes, con las cuales concuerdo, el periodista lograría el “palo periodístico” y nos ayudaría muchísimo a comprender si nos llenara esos vacíos informativos que su entrevista fácilmente nos puede ofrecer. Solo espero, que en algún momento, antes de que sea tarde y la gente empiece a sacar conclusiones anticipadas-ya está sucediendo- y los malos entendidos lleguen a ser mayores, alguno de nuestros medios oficiales lleguen con la verdad que queremos y necesitamos sobre este lamentable hecho.

Relacionadas:

Víctor Mesa: “Más vale una retirada a tiempo

Nota sobre lamentable incidente de Víctor Mesa en Pinar del Río

Víctor Mesa o la verdad absoluta ¿y la prensa?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s