Nostálgica, curiosa y cursi el 14 de febrero

SAMSUNG DIGITAL CAMERA
“Expectativas”, del pintor cubano Maykel Herrera

Y empiezo a ponerme cursi, curiosa y nostálgica cuando hablamos de la nieve, del frío-incomparable en nuestras dos orillas-, y el mar que tanto extrañamos cuando nos rodeaban los mogotes. Del otro lado del chat, y del mar, tengo a mis amigos, que en una fecha como hoy, día del amor y la amistad, llegan a mí,-y yo a ellos- a través de facebook.

Pequeños emoticones me hicieron sonrojar, al punto de volver a no muy distantes recuerdos, donde reíamos sin medida y conversábamos mucho de política, música, deportes o sexo, de leyes, periodismo, de cómo inventarnos un futuro mejor, a veces frente al mar, a veces por teléfono y ahora por un chat. El gorrión ha removido recuerdos, ganas y ya nos estamos soñando en El Turquino, en aquel río de aguas frías, bailando sin parar en la disco, viendo una peli o hablando sin parar frente al mar.

Volvimos a aquellos días de galletas de sal, mortadellas y refrescos bajo llave que nunca pudimos degustar. A la noche en la que descubrimos que mi jabón hacía más espuma que de costumbre y uno de nosotros se quedaba sin agua y enjabonado, mientras salíamos con un cubo en busca de un poco del preciado líquido; cuando amanecíamos jugando a adivinar películas o palabras y nos convertíamos en gladiadores de la mímica, cosas que solo ocurren y disfrutas tanto en un campismo popular.

Una guitarra nos arrancó canciones que defendimos con lo que nos quedaba de voz, otros bailábamos al compás de la música y algunos hacían palmadas o descargaban la alegría en la caja, que también sirvió de asiento, alguien tomaba las fotos del encuentro y nos captaba en disímiles gestos que nosotros no descubrimos hasta que nos vimos.

Algunos se escapaban para “dar una vuelta en el camión”, discúlpenme lectores, pero solo ellos sabrán cuánto encierra esta frase, mientras otros intentaban hacer menos ruido-aunque poco se les dio-, y los demás seguíamos bailando.

Como flashazos llegan todos estos recuerdos, mientras reímos en un chat silencioso, pícaro y nostálgico, mientras sus dedos saltan a teclear la respuesta y sus comisuras revelan sus maldades, de esas de las que uno se acuerda solo, y desafiamos el secreto de nuestras voces. Así estuvimos buena parte de nuestro día del amor y la amistad, recordando, y yo de cursi, curiosa y nostálgica, con una pintura de Maykel Herrera y llena de “expectativas”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s