Cuando enseñar es más que amor

image

                             A todos mis profesores, y a Rachel, por compartir esta experiencia

No se puede valorar una profesión tan importante como el magisterio hasta que no se está dentro. Algo así como “te presto mis zapatos”. Esto lo descubrí realmente el día que entré a un aula para dejar de ser tú y convertirme en usted, para dejar de ser Clau, o Yilén (como me dicen mis amigos) y convertirme en profe.
Para mis padres, motivo de orgullo, a decir de algunos amigos, un acto de locura, ante mis profesores, dar el paso al frente, para mí: esfuerzo, trabajo y preparación. Desde entonces tuve que aprender a compartir las 24 horas del día entre seminarios, clases prácticas, preparar e impartir clases, hacer evaluaciones, y por supuesto, ir a fiestas, conciertos, compartir con amigos…
Ante el déficit de profesores que posee la provincia donde vivo (Matanzas), se crearon los contingentes de alumnos ayudantes para suplir esta necesidad en escuelas secundarias básicas y preuniversitarios. Bajo la consigna “Educar por Amor”, nos integramos unos cuantos a la faena.
Cerca de cuarenta adolescentes me esperaban la tarde que descubrí que el profe siempre se entera de todo, a veces hasta sin querer, que la óptica del aula no es la misma cuando estás sentado en el pupitre que cuando eres quien “controla la situación”.
No faltaron los piropos, las curiosidades, las dudas, las quejas, los regaños. Desfilaron en tan poco tiempo todos mis profesores frente a mí, cada uno con sus “trucos”, haciéndome ademanes de tranquila, no estés nerviosa, pero confieso, era imposible no estarlo.
Aprendí que el conocimiento no es suficiente. Es necesario el amor, la atención, el cariño, la dedicación, un amigo. Aprendí que los malos no son tan malos, sino que necesitan alguien que los rescate de “eres el peor”, que es cierto que los buenos siempre pueden ser mejores, que detrás de una indisciplina puede haber un “aquí estoy”, un “quiero ser yo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s