A veces solo sé que sueño

He soñado contigo, como mismo soñaba con él cuando dormía a tu lado. Con él soñaba más, pero hablaba menos. Rectifico, con él no hablaba. Contigo viceversa. He soñado contigo, después de mucho tiempo sin soñar con algo. Supongo que los días de cansancio me impedían soñar. Era solo poner la cabeza en la almohada, … Continúa leyendo A veces solo sé que sueño

Repartiendo parásitos

Sucedió una tarde de diciembre, en La Habana. Por esos días andaba el Festival Internacional de Cine, y contagiadas con la atmósfera mis amigas y yo nos llegamos hasta el Yara para ver una película cubana. Alguien en la cola nos sugirió que viéramos Parásitos, era de lo mejorcito que se estaba proyectando, pero el día de la … Continúa leyendo Repartiendo parásitos

Los domingos ya no son de resaca

El sábado, pasadas las once de la noche, me llamaron al móvil desde un número que no tengo registrado. Terminaba de leer un libro para acostarme a dormir. Mi madre, el ser de este mundo que más me llama y se preocupa por mí, me había dejado un mensaje en Whatsapp hacía unos minutos para … Continúa leyendo Los domingos ya no son de resaca

Divertimento escénico en Fábrica de Arte Cubano

Por: Dania del Pino Más La Fábrica de Arte Cubano aúna en sus espacios a creadores y propuestas de índole diversa. Exposiciones, filmes, puestas en escena, conciertos, performances, instalaciones, entre muchas otras manifestaciones artísticas convergen en un mismo sitio para brindar al visitante una variedad que le permita combinar arte y diversión en un mismo … Continúa leyendo Divertimento escénico en Fábrica de Arte Cubano

Tres gelatinas de fresa

Esta noche he hecho tres gelatinas de fresa, el sabor que a ella le gusta. La última vez que hice gelatina se me congelaron. Intenté acelerar el proceso de enfriamiento y las descuidé en el congelador. Tres, el número que siempre me ha gustado por encima de los miles de millones infinitos que existen en … Continúa leyendo Tres gelatinas de fresa

Amar en modo manual

Todo comenzó una noche en un parque donde llovían los árboles. Era la primera vez que se veían, se tocaban y se besaban. Esa noche comieron hamburguesas y tomaron un batido de frutas. Hablaron en presente y pasado, como quien recupera las horas de charla que esconde una pantalla sin voces. Meses antes algo en … Continúa leyendo Amar en modo manual

Perdóname la despedida

Te he dicho que me duele, o eso creo, cuando te solté por teléfono un “¡qué fuerte!”, con la entonación que llevan las circunstancias. Los pasajes sin regreso tienen la cara fea, las “no despedidas” también. Y aunque ahora tu decisión me provoque un manojo de emociones, me duele imaginarte convertida en un bombillito verde, … Continúa leyendo Perdóname la despedida

La primera foto de una primera vez

Tener a un hombre frente al mar y que a sus treinta años no sepa nadar, provoca una especie de risilla, para ti que nadas desde que eres una niña. Un hombre que juega a cavar en la arena, o a empanizarse al estilo pescado frito, a patear una pelota hasta rasparse la rodilla, no … Continúa leyendo La primera foto de una primera vez

La crónica endeudada

Por: Guillermo Carmona https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1459795010945940&set=a.1402196986705743.1073741837.100007463646804&type=3&theater Tropa, no mentiré. En primer año cuando entré al aula, pensé que hallaría gente que me hablara de Jorge Luis Borges y de cine lituano, gente con más espejuelos que alma. Sin embargo encontré un caleidoscopio: cientos de formas en que se refracta la luz. Ahora que el cronómetro cae en … Continúa leyendo La crónica endeudada

La libertad no tiene dueño

Por: Karla Paz Sabía que le miraban cuando subio a la guagua. Llevaba un pantalón blanco que marcaba un hilo dental. Se sentó a mi lado con un maletín y un monedero que decía "París" en dorado. La blusa corta dejaba ver un tatuaje que continuaba en lo invisible. Un maquillaje con base blanca en … Continúa leyendo La libertad no tiene dueño